Thursday, September 14, 2006
Ley de la porquería universal
"Dejame", te pedí. "Dejame que me vaya y no vuelva a verte, todavía no te quiero, no nos queremos, no sabés nada de mí y puedo desaparecer como las grandes y dejarte un buen recuerdo...No te sirve estar conmigo. Yo soy un iceberg esperando al Titanic..."
Esa vez me dijiste que no, que me quedara, que te quisiera... Sabías que una de las balsas salvavidas del barco era para vos. El día de la colisión subiste en ella y saliste por la lateral. Y a mí el golpe me reventó en mil pedazos, como corresponde al hielo cuando impacta contra el piso.
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 10:27 AM | Permalink |