Friday, September 29, 2006
Reincidencia
"Just before our love got lost you said
"I am as constant as a northern star"
And I said "Constantly in the darkness
Where´s that at?
If you want me I´ll be in a bar"
(...) Oh you´re in my blood like holy wine
you taste so bitter and so sweet
I could drink a case of you, darling
I´d still be on my feet
Oh I would still be on my feet"
Joni Mitchell

Como mil veces me he ido en el ride de emborracharme de alguien. Es esa vara de no querer aceptar que la manera más adecuada de hacer las cosas era la de mamá: usted conoce al tipo, lo sondea, lo mide, lo hace su amigo, le afloja un beso. Al tiempo le afloja una teta... pero no le afloja el calzón hasta que el mae asume un compromiso con usted. Cuando el compromiso ha sido asumido - porque el mae ya no puede aguantarse la presa- usted afloja el calzón, y como ya se conocen lo suficiente, nadie se va a emborrachar y así evitamos los accidentes de tránsito.
Pero no, la chica tiene que emborracharse a menudo porque es adicta al vértigo. Me asomo al borde del abismo y ahí para abajo no se ve nada más que la caída, sin fondo. Casi sin darme cuenta ya voy cayendo... ¡qué deliciosa es la caída! Una sensación de vacío en el estómago, es inexplicable, es primigenio... es un despiche... No he podido establecer una media de la cantidad de tiempo que se demora la caída. Pero siempre, en el fondo, hay suelo esperando... El golpe deja cicatrices que a veces pienso que nunca se van a curar. El golpe despierta los sentidos y me veo la cara de idiota en el espejo. Me odio un rato, te odio un rato... Entonces creo que nunca va a volver a pasar... Pero cuando me doy cuenta ya voy cayendo otra vez... Se lo conté a una amiga y ella me dijo "mamita, páguese a ver".
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 3:45 PM | Permalink |