Tuesday, October 31, 2006
Los malos hábitos. Toma I
El otro día venía haciendo la lista de los malos hábitos que debería dejar ahora que me acerco intempestiva a los 30 años. Entre otras cosas, es obvio que no puedo seguir cenando doraditas con birra. Y que ya debería comenzar a hacer ejercicio... La gravedad no perdona.
Pensé que tal vez debería comprar un par de vestidos y frecuentar otros sitios - por aquello de que el hombre de mi vida no se asome por los baricos de mala muerte en los que me ando metiendo desde los 16...- Lo de cambiar el guarda ropa suena apropiado pero un poco aburrido. Pero el otro día se me antojó ponerme las pantys de rayas negras con blanco y cuando me vi en el espejo casi me da un infarto. Sin duda el tiempo pasa, y bueno, seguirá pasando y nada puede una hacer al respecto, más que afrontar que ahora antes de mandarte a correr la maratón al sur, tienes que hacer yoga o ir al gimnasio un par de meses. No es como cuando estabas en secundaria, que te la pasabas comiendo porquerías y durmiendo la siesta too el rato, y dos fines de semana antes de las vacaciones saltabas la cuerda 15 minutos diarios y te ponías al sol en el techo de la casa de tus padres y yastá: lista pa´l bikini y los lances de verano y divertida y firme y sin tan siquiera pensar -pensamiento vil que llega como a los 20- en la celulitis de mierda...
Ya no basta con beber mucha agua: hay que dejar el cigarro. Y combinar la píldora con bebidas alcohólicas revienta los capilares de las piernas y te pone por fuera la "instalación eléctrica". No basta con comer bien: hay que hacer "espinin". No basta con dejar el tabaco: hay que ir a "cardio". No basta con tener un doctorado y ganar más de lo que ganan tus amigos: hay que estar flaca. Pero no basta con estar flaca: hay que estar apretada. Porque no hay nada peor que una flaca flácida...
Entonces: tendría que dejar de salir, de beber, de comer antojitos grasosos - vitamina CH (de chicharrón) incluida. Tendría que dejar los malos hábitos de acostarme tarde, de beber vino en la cena, de cenar pasta, qué digo pasta, ¡de cenar!, de dormir más de lo que camino, de trabajar todo el día sentada, de saltarme la verdura y tomar el postre, de sonreir, de vivir, de ser yo misma...
Porque ahora que he dejado el tabaco COMPAÑER@S, HE DEJADO EL TABACO... me puedo imaginar, visualizar, encontrar en un barico sin un cigarrillo en la mano (con todos mis compinches fumando como puta en viernes santo alrededor), pero no puedo ni imaginar la infelicidad que me produciría salir del trabajo para el gym en vez de salir del trabajo para el cine o por un "birrachón" (birra y chicharrón) - que no sé cómo viví tantos años en la abulia del vegetarianismo heredado-. No me puedo visualizar levantándome a las 5 am para ir a correr... no me gusta levantarme a las 5 am ni para tomar el avión de las vacaciones... o sea, que dejar los malos hábitos me implicaría dejar la única vida que conozco medio bien: la mía...
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 8:22 AM | Permalink |
Monday, October 30, 2006
Síndrome PreMenstrual
Me atacó el jueves por la tarde y,como siempre, no fui capaz de asociarlo con cambios hormonales y decidí preocuparme por mi tristeza como nunca antes: llamé a un sicólogo he hice una cita. Pero al final no fui. Me quedé en casa el viernes y el sábado, y ayer mandé todo a la mierda y me fui de bares chungos con una pareja de amigos que están de visita. Y nada. Acabamos en el bar gay más mala muerte de la ciudad, de esos en los que sería peor toparte a tu mamá cuando ella viene entrando y vos vas saliendo, que darte cuenta de que cuando entraste la mae iba pasando en carro y te vio...
La chica me preguntó si quería bailar con ella. Yo le dije que sí sin mirarla siquiera. Ya en hall me dijo que yo parecía de las que no les gustan las mujeres. "¿Y vos por qué pensás eso?" - le dije. "Pues porque me acerco cuando bailamos y vos me apartás". La chica sonaba extraña, así que pensé que iba borracha. Pero luego me di cuenta de que estaba bebiendo soda. Le dije que me iba a devolver a la mesa y otra vez "¿Te gustan la mujeres?"... A mí. Que si me gustan las mujeres... A mí. Y yo por dentro "si no hay nada más lindo que unas manos de mujer...". "Que sí..." "Pues no parece..." No me dejó ir, estaba un poco agresiva, como si realmente se tomara a pecho lo de la presa y el cazador. Me presentó a su amiga y su amiga se me vino encima a abrazos. Y yo todo el rato queriéndo escaparme por algún rincón. Me fui al baño a pensar que mejor me iba, total, la chica no estaba tan guapa y se la veía medio agresiva. En estas estaba cuando unos fuertes golpes en la puerta me sacaron de cavilaciones y salí enojada. Era ella.

- "Por qué has dejado que mi amiga te tocara así?"
- "..."
- "Respóndeme..."
- "Como es qué me venís a reclamar vos a mí. Ni te conozco..."
- "Tenés toda la razón, vos; toda la razón..."

Y aquí se me abalanzó directo a la boca. Me mordía con desesperación los labios y su beso no me dejaba respirar. La aparté un poco para tomar aire y me encaminé a mi mesa. Vino tras de mí.

- "Si vos fueras mi pareja yo no aguantaría que te dejaras tocar así... porque me deberías un respeto..."
- "..."
- "Vení a mi casa, sin ningún compromiso, solo para hablar..."
- "No."
- "Bien. No te voy a obligar a hacer algo que vos no querás hacer..."
- "No, si no me obligás... no lo hago porque no me apetece. No me apetece ir a tu casa y eso es todo."
- "Bien... Te ha gustado mi amiga. Es eso ¿no?..."
- "..."
- "¡Contestáme!"
- "Mirá que sos pesada."
- "Decíme una cosa, ¿qué pensás de mí?"
- "¿Qué querés que te diga? Es que no te conozco... Estás guapa, besas bien, y sos súper insegura..."
- "¿Por qué pensás que soy insegura?"
- "¿Por qué tenés esa clase de amigos?"
- "..."
- "A tu amiga se le nota a leguas que quiere ser el centro de atención, que te quiere llevar de bajón, que te cambiaría por un cigarrillo... y aún así, en vez de pedirle a ella que no se le restriegue a tus ligues, le reclamas a tus ligues que se dejen restregar por ella. Todo mal focalizado. Tenés problemas de percepción. De vos misma y de lo que te rodea."
- "..."

Fui con mis amigos y salimos del bar. La chica había estado tan grosera, tan violenta... Ya he topado una que otra vez con alguna así: de las que pierden la noción de las cosas y creen que justamente porque también son mujeres te pueden atacar en un bar, pegarte a besos contra una pared sin siquiera conocerte; las que son mujeres, igual que vos, y por eso te sacan a bailar y te acercan la entrepierna de forma grosera, te besan el cuello sin pedir permiso, como cualquier machazo de prostíbulo que piensa que aceptar un baile es aceptar un polvo, así, sin más.
Y yo, de un lado y del otro, siempre interpretando el papel de carnita para agarrar, mientras los chicos se dedican a ser idiotas, y las chicas a reproducir sus patrones.

La próxima vez que me ataque el SPM, decididamente me quedo en casa con una peli y helado de chocolate. El helado de chocolate no tiene manos imprudentes que me quieran agarrar el culo cada vez que me doy la vuelta.
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 8:56 AM | Permalink |
Friday, October 27, 2006
La primera traición de mamá.
¿Quién de ustedes no tuvo de niñ@ un peluchito, una cobijita, una mantilla, un trozo de tela, un chupón... alguna mierdita sin la cual no podía conciliar el sueño por las noches? Alguna porquería tierrosa, o llena de mocos, o de moho y baba seca, que daba asco y olía a diablos, pero era su mejor amig@, su cosita más linda, su juguetito consentido... Luego de un par de años de arrastrar por el mundo aquella almohadilla pringosa, rellena de trapitos viejos, cubierta de manchitas de humedad, ya no que quería una que alguien se la quitara de las manos. Ni en broma; ni para lavarla. Mucho menos para lavarla.
Mi amiga Kika tenía tres años cuando su mamá empezó a cantar la canción de que la cobijita había que lavarla porque estaba llena de caca. De hecho, todos en casa habían dado en llamar "caca-mierda" a la pobre cobijita de Kika. Cada vez que Kika escuchaba las amenazas de su mamá, corría llorando a esconderse bajo la cama con "caca-mierda" apretada contra su cuerpo. Amenazas iban, amenazas venían, con hermanitos hijueputas que le escondían a "caca-mierda" y le decían que su mamá la había tirado al carro de la basura. Kika dale que dale llorando, hasta que esa misma mamá malvada obligaba a los hermanitos a devolver la cobijilla tiesa y hedionda.
En esto se pasó un año más y Kika comenzó el maternal. Como a su mamá le daba vergüenza que Kika llevara a "caca-mierda" a la escuela, hicieron el trato de que Kika dejaría la cobijilla en la casa y mamá se comprometió a no tocarla ni con agua, ni con jabón, ni con las manos siquiera. Por supuesto que esto no iba a traer buenos resultados de ninguna manera: mamá, en su obsesión limpística, era tentada por "caca-mierda" cada vez que entraba a la habitación de Kika a recoger, barrer, sacudir... Incluso empezó a entrar sin motivo alguno a la habitación cuando Kika no estaba, y más de una vez se sorprendió ella misma inclinada sobre la cama de la chiquilla, con los ojos vidriosos y las manos mal educadas a punto de alcanzar a "caca-mierda" para ponerla en la lavadora. Y como aquello no podía acabar bien, ahí estaba mamá una tarde de verano, sentada en el patio, pensando mientras se comía una guayaba: "que no le va a pasar nada a esa cobijita de mierda si la lavo un poco, solo un poco para quitarle la porquería, igual Kikita se me va a llenar de parásitos si duerme todas las noches agarrada a esa inmundicia, que por lavar esa cobijita de mierda no le voy a arrancar un pedazo ni a Kika ni a ella..." Y así fue. Mamá corrió a la habitación de Kika, agarró por la puntita -con mucho asco- a "caca-mierda", la llevó al cuarto de pilas, la tiró en una tina de agua hirviendo, la dejó remojar por una hora, la sacó del agua y la tiró en la lavadora con cuatro cucharadas de detergente, dos de cloro y una tapita de suavizante para ropa. Y allí "caca-mierda" dio vueltas y vueltas por horas y horas hasta que a mamá ya no le dio asco tocarla, y la tomó, y se la acercó a la nariz, y olió que estaba limpia, y vio que estaba bien, y la llevó al patio y la colgó del alambre.
Y Kika llegó sonriente del maternal a buscar a "caca-mierda" para irse a jugar. Pero "caca-mierda" no estaba en el lugar de siempre, ni sus hermanos la habían escondido, y cuando su mamá se la dio limpia, perfumadita a lavanda, suavecita, sin aquel tufillo tan suyo que era la felicidad, la chiquilla miró a mamá sabiendo que nunca más podría confiar en ella, tiró a ex "caca-mierda" al cubo de la basura y se fue llorando a la habitación a practicar chuparse el dedo sin tocar la puntita de su cobija tiesa.
El día que Kika me contó esta historia dejé de preguntarme porqué su alter ego era un hombre...
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 1:33 PM | Permalink |
Tuesday, October 24, 2006
Sabes Juan?
Hoy sí. Hoy con tu nombre. Hoy para vos.
Para que no haya confusiones. Para que sepás. Para que te dé qué pensar.
Sin vacilaciones. Sin vergüenza. Sin miedo. Sin reclamo.

Soy un pétalo de sal.

Me duele tu vida sin mí de cuando voy a tu casa y todo sigue en mi ausencia. Me duele el monigote de luna y estrellas que cuelga sobre tu cocina y que te hice con mis propias manos. Me duele la noche del último beso que no te di. Me duelen tus manos que ya no me tocan como antes.

Me duele el tiempo que ha pasado entre nosotros y que nada arregla. Me duele su presencia en tu casa, en tu vida, esa presencia que me desplazó a mí, la (que se pensaba) indesplazable. Me duele que tu duelo fuera tan corto, que no me extrañaras, que no te murieras como yo me morí. Me duele que no te duela. Me duele cualquier otra que no sea yo ahí. Me duelen todos los huesos. Y la pelota de tristeza que se me atascó en la garganta y que no saqué cuando debía.

Y si te digo todo esto, es solo para pedirte perdón porque tu felicidad me da tristeza; perdón porque te envidio la nueva vida que pudiste contruir tan rápido y tan a pesar de mi vida. Y para poner en palabras todos mis miedos a ver si dejo de soñar con eso, y dejo de despertar llorando por eso, y dejo de sabotearme la tranquilidad.

Es todo, Juan. No puedo ni quiero decir nada más.




 
DeSaFoRaDo PoR furia at 11:44 AM | Permalink |
Monday, October 23, 2006
Dies Irae
A veces me encuentro con pedazos de mí. Son como retazos de una vida pasada que sigue siendo mi vida a pesar del cambio, de los años, de las pérdidas y ganancias que va dejando en el cuerpo y la memoria. Me leo en esos trozos de rabia que escupía cuando era niña, o el año pasado, o ayer... me leo y me entra un miedo atroz, una desilusión absurda, un temblor en el cuerpo. Me leo torpe, violenta, insatisfecha, vil, asesina, voluptuosa; me leo loca, espásmica, diabólica, demencial y triste como la Señora de Shalot. Condenada a la eternidad del espejo y al miedo de la muerte.
Me asusto de lo débil, buenita y pura vida que me veo por fuera, y reconozco el miedo caústico que provoco en la gente que pasa mucho tiempo conmigo. Me siento como la princesa-dragón de Sábato, y no veo más que el hueco de la rosca. Entonces no me quiero levantar, y escribo. Escribo y es como si me arrancaran un pedazo con zarpazos calientes, con mazas, con látigos, con gritos. Y después de un rato la ira se calma y vuelvo a la vida habiendo destrozado algún universo paralelo inocente de cualquier culpa: seguro que así funciona el caos del silencio.
Ayer por la mañana, mientras rebuscaba en los lugares en lo que no debo, me encontré este recorte de algún mal día:

"Me pasa que el mundo duele. Y me pasa a cada rato, alimento arrugas, grito palabrotas, me reviento sola de puro fiera, de puro rencor. Es como ser una llaga de todo el cuerpo, una llaga gigante en la que entran todos los dedos de la tierra. Vomito sapos y culebras porque si no me enveneno con mi propio veneno y de tanto odiar me odio y de tanto gritar se me rompe la garganta. Me duele la palabra necia, la manota que me agarra el culo cuando voy por la calle; me duelen los ojos que violan con una mirada y con esa mirada dicen más de mil palabras. Me duele el carro que se detiene en media calle para darme paso, me duele el primer parto de mi abuela, todo punza por dentro, es como tener un pene entre las piernas permanentemente y sin consentimiento de una. Como si estuvieras con las piernas abiertas todo el tiempo y cualquiera pudiese llegar así no más y sin un "¿se puede?" agarrar y cogerte y dejarte llena de baba caliente..."

Esa es la FuriaDeMais de la que me hice postulante, con palabras a veces ingenuas, a veces tercas, a veces muertas, que leo otro día y me dan vergüenza, me doy vergüenza; pero si no las grito comienzo a ver rojo y a caminar tensa mirando el reflejo de la gente en los cristales, atenta a cualquier mano que se acerque con imprudencia, atenta a cualquier movimiento que me implique como respuesta sacarle los ojos al tipo que quiera tocarme, rozarme, acercar su boca hedionda a mi oído para decir una grosería... sueño que llevo un puñal para clavarlo en gargantas de machos húmedos y estúpidos y sin madre, y que les saco las víceras, y que cuelgo sus cabezas de picas... y por eso tal vez más de un hombre bueno ha huido de mí... por eso.
Y me aterra que mi madre llegue a leerme en esta ira. Por eso nunca le di la dirección de mi blog, ni le enseñé los recortes de las pocas veces que publiqué algo.

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 9:54 AM | Permalink |
Friday, October 20, 2006
Viernes de temas serios
1. Diálogos colgados en la puerta de un bar:
a-Alex, mi amor, rico, te amo
b-Yo me lo cogí
a-Vieja puta
b-Vieja idiota
c-Qué ganas de pelearse por un papiloma

2. Al final acabé hablando tres horas seguidas, animadísima y feliz, con un tipo al que no soporto.

3. De Narciso y otros demonios:
"Llevo unas ganas incoherentes, incontrolables, desgraciadas, tremendas, locas, absurdas... de salir por tele..." (Así hice una amiga: se me acercó en un bar para preguntarme cómo había hecho yo para salir en un video. Ese "cómo había hecho" equivale en español de Costa Rica a "a quién me había tenido que coger" Y todo porque no estoy tan guapa...)

4. Me cago en la leche.
Ya tengo un par de meses de postear en el blog. Y entre cosa y cosa que me he puesto a escribir, tengo una lista de tres ó cuatro entradas a las que nadie les ha hecho comentarios. Ni yo misma. Todos estamos esperando que el mae que debiera contestarlas lo haga. Gracias por la solidaridad y el respeto.

5. No me gustas tú.
Me gusta tu mejor amigo: aquel que nunca me llama, que es bien patán y con el que ya me acosté. Contigo solo voy a tomarme unos tragos de vez en cuando. Ojalá me llamaras menos o yo no fuera tan idiota.

6. Si fueras un sabor... ¿cuál sabor serías?
En la dinámica me dijeron que tengo cara de saber como a esas frutas que huelen muy dulce que pero saben ácidas, ácidas... mierda, yo me concebía exótica como una wildberry...

7. Otra ley de la porquería universal.
Existe un libro entero de Bryce Echenique que comienza cada página con el nombre de mi ex. Me lo compré cuando me estaba separando, porque Bryce tiene un humor negro que me encanta, y carnavalescamente todo salió alrevés. Todavía intento asumirlo como terapia de choque.
Hace unos días compré otro libro de Bryce y leyendo cuentos me encontré uno bien guapo, en que la protagonista tiene los apellidos que tendrían mis hijos de ese mismo ex. Si seguís así, don Alfredo, no te vuelvo a leer ni de coña.


 
DeSaFoRaDo PoR furia at 12:37 PM | Permalink |
Windows
El tercermundismo es un estado mental: te lo enseñan en la escuela, lo memorizas para los exámenes de noveno, en el bachillerato te lo vuelven a preguntar, y luego vas a la U. En la U pueden pasar dos cosas: o te volvés trosko y celebrás la victoria tercermundista sobre el capitalismo; o te volvés facha y en la escuela de Administración de Empresas aprendés que la venta de los activos del Estado es la única forma de activar la misérrima economía de tu insignificante país de Tercer Mundo.

A los unos y a los otros los sigue uniendo el lazo del incosciente colectivo: somos pobrecitos, muy pobrecitos, y entre tanto y tanto pobrecito aparece por ahí un Napoleón que va a conquistar toda la región para unirla a nuestros miserables 51 100 kilómetros cuadrados... Entonces sí que se nos va a hacer... "Napo", el capitán electo, dirige por los mares a nuestro invencible Titanic TercerMundista "not even God can stop us"... y se le antoja la maravillosa idea de aliarse con la economía más inestable del mundo mundial, firmando un tratado de libre comercio que no es otra cosa que un iceberg. El muy cegatón piensa que vendiendo a la madre que lo parió va a aumentar la afluencia de turistas, y estimular la inversión extranjera (que por cada dólar que invierte aquí se lleva dólar y medio), y no tiene ni dos dedos de frente para entender que lo único que nosotros, tercermundistas mentales de quinta categoría, troskos y fachas, ricos y pobres, feos y guapos, inteligentes y tontos... lo único que le pedimos, si fuera posible, señor capitán electo, si estuviera en sus manos, si usted puede y quiere y se le antoja... es que nos arregle esas ventanas que van a dar al infierno... esos huecos del tamaño de su chochera, que salen de noche, llenos de agua y destrozan las llantas de nuestros carros, de nuestras kletas, que destrozan nuestros zapatos, nuestras rodillas, nuestras vidas, nuestra paz mental... aunque sea con un poquito de su verborrea, Don Napo, rellene los huecos con un poquito de su verborrea, y a todos nos irá mejor...
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 10:17 AM | Permalink |
Thursday, October 19, 2006
Second Crash
Y me seguís doliendo en cada poro del cuerpo por el que no entra tu olor.
De esperar y esperar me voy quedando quieta entre las dudas y los puntos suspensivos y las palabras que no se dijeron y la ausencia que duele como una espina clavándose en mi sien.
Me seguís doliendo hasta el fondo de todo lo que ya no te importa, del silencio, del rostro que no me ve cuando llego, de huir cuando te encuentro porque no puedo verte, de todo lo que hice y no alcanzó.
De esperar y esperar me quedé muda y triste y resulta que el cuerpo me sigue tendiendo trampas y reconoce tu aroma cuando pasas y se resiste a olvidar el peso de tus manos y tu sonrisa tonta.
Me seguís doliendo porque ahora los motivos por los que en este momento estoy hablando contigo no tienen nada que ver con nosotros dos.
Y me seguís doliendo. Desde tan adentro, con un dolor inútil que no sé por qué siento y que quiero que se acabe y me revuelco aún, todavía, de vez en cuando, no tienes idea de cómo y cuánto.


 
DeSaFoRaDo PoR furia at 4:03 PM | Permalink |
Ya me cansé
De los maes tontos que creen que sus mamás les van a resolver la vida.
De los maes mediocres que creen que todo está bien así como está.
De los maes dañinos que le huyen al compromiso.
De los maes cobardes que creen que el amor que les tengo hace daño.
De los maes histéricos que se inventan historias inverosímiles para huirle a lo que sienten por mí.
De los maes locos que lo dejan todo por algo que no vale nada y ni siquiera se dan cuenta de lo que hacen.
De los maes inseguros que no soportan que mi trabajo sea mejor que el de ellos, ni mi salario más alto, ni mi perfil más pro.
De los maes miedosos que se quieren empoderar a partir de mis inseguridades.
De los maes idiotas que intentan seducirme con cursilerías pasadas de moda.
De los maes lelos que piensan que me atrae la pose de macho-man.
De los maes mal polvo que se creen dioses en la cama.
De los maes egoístas que no maman coño.
De los maes perversos que piensan que tocarme no es sexo sino masturbación.
De los maes cochinos que me tocan en la calle sin saber ni cómo me llamo.
De los maes perdedores que no se atreven conmigo.
De los maes paranoicos que se atreven y se arrepienten en un mes.

De los maes, en fin, de los maes... estoy harta de los maes...


 
DeSaFoRaDo PoR furia at 3:16 PM | Permalink |
Guga Lía
La vi moverse por última vez el lunes cerca del mediodía. Hacía un calor del demonio, la sala de emergencias no era como la de ER, olía a remedio por todos lados.
Me dijo que dios me iba a cuidar en el camino de ida y en el de vuelta, y después se acostó a dormir y no se levantó más. No dijo ni una palabra más. Se fue apagando como una vela durante el resto de la tarde y en la noche todos la cuidaban preguntándose cuánto faltaría.
A las 4:15 am se dejó caer al vacío. Él la estaba esperándo con los brazos abiertos y su abrazo le dio vergüenza a los dioses... Ella que lo adoraba y lo había perdido, seguro que no podía más de la felicidad. Verlo por fin después de 22 años...
Me había despertado su olor y llamé a casa para preguntar cómo estaba. Mamá había salido pra el hospital un momento antes. Me llamó para decirme que ella se había ido. Yo nunca rezo, pero recé. Y sentí que el rezo rebotaba en ella y se me devolvía, seguro que lo necesito más, seguro que rezaba por mí...
Y tal como ella había previsto, me encontré regresando a su lado muy pronto, viviendo de vuelta muy pronto... La vi dormida, ya no se movía, y estaba tan guapa que daba ganas de llorar. Y lloré y lloré, y me fui deshaciendo de ese dolor de perderla que me pesaba en todo el cuerpo. Lloré hasta sentirme liviana y querer caminar bajo la lluvia con flores para ella. Lloré y lloré y todo el mundo fue llanto y después sentí frío y el abrazo de mamá y los ojos de mi hermano que gritabandesde lo más profundo de una tristeza masculina que no sabe llorar, y el mundo fue llanto y pasó el tiempo y ya está... Hoy he vuelto al trabajo y me duelen los ojos pero ya está bien, ya pasó, ya se fue y no puedo estar triste porque eso sería insultar su felicidad. Ella me dio la llama y la mantengo encendida.
Aquí quedo, llorándola porque había que llorarla, y sintiendo su falta que no se llenará con nada, pero feliz porque no puedo imaginarla en otro lugar que no sea el lugar en el que ella quiso estar siempre: no sé en dónde queda, es ahí, es la felicidad que no se acaba jamás...
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 1:23 PM | Permalink |
Friday, October 13, 2006
Verdad que está guapo?
Una no puede simplemente enamorarse de un mae cualquiera y ser feliz. El mae le tiene que gustar a tus amigas. Si no les gusta estás jodida: le van a hacer malas caras a él, y vos te va a pasar hinchando las pelotas con comentarios sarcásticos y ese tipo de cosas...
El mae tiene, necesariamente, que ser cool. Tiene que ser COOL, o sea guapo, adinerado, simpático, inteligente, menor de 40 años, tener casa propia, trabajo estable, y otro montón de chorradas prácticamente imposibles de encontrar en los bares que frecuentas con ellas... Parece que no entienden.
Lo más curioso de todo, es que cuando entraste a la universidad y conociste a tus amigas, el deporte preferido de todas era hacer rally cervecero por los bares más lumpen de la ciudad e ir levantando maes (idiotas, feos, borrachos, pobretones, etc.) Claro, si les recordás los viejos tiempos, ellas te van a espetar en la cara que cuando todas teníamos 18 años no andábamos buscando al hombre de nuestras vidas, andábamos equivocándonos con todos los demás...
Así que, encima del problema que representa encontrar a un mae que TE GUSTE A VOS, tenés que tener en mente que el prospecto debe satisfacer los requerimientos de toda tu comunidad de amistades: "sí, bonita, está guapo, pero es un poquillo insípido, ¿no crees?...", "anda, simpático es, pero está un poco feillo, ¿no te parece?", "sí, sí, está bien, simpático es, guapo está... pero mirá que andar con un conserje de cole...", qué picha, lo peor de todo es que a fin de cuentas la que se lo va a coger sos vos, y si al mae le huelen los pies ellas no se van a enterar, y por lo general los maes más buen polvo son paleta de profesión, y los maes que te gustaron toda la vida, aquellos intelectualoides baratos de pelo largo y profesión desconocida, músicos de bar, escritores de bar, revolucionarios de bar, COOL de bar, eran, son y serán los peores polvos ever and ever.
El galanazo conductor de AUDI del año, catedrático a los treinta y cinco, alto y flaco pese a pasar todo el día frente a una computadora, amante de Miguel de Cervantes y fan de Monet, que te va a acompañar a tu voluntariado en Nigeria durante su año sabático, sabe cocinar, huele a gloria, sonrie todo el tiempo, es millonario, no vive con su mamá, te hipnotiza con su conversación, y está muerto por vos, se muere por vos, te adora a vos, quiere con vos; el partido perfecto "de" y "según" tus amigas, ese mae, NO EXISTE.
Entonces... ¿verdad que está guapo?... No se puede tener todo en la vida...
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 1:16 PM | Permalink |
Thursday, October 12, 2006
-¡dale!-
Ya sé, ya sé... el otro día me lo dijo una compa: "mae, que usté desde que se hizo adicta a esa vara de contarle a todo el mundo su vida, parece que no hace otra vara..."
Y, bueno, lo que en realidad pasa es que me tengo demasiada risa en estos días, y que tengo el don de lengua -de fijo, porque no puedo parar de hablar-, y que la ególatra que soy goza exhumando su intimidad; pero sobre todo, que me encanta que se rían de mí. Me encanta. Seguro porque fui una carajilla de esas largas y secas (en la escuela me decían verano), y todo el mundo me chingaba la vida con apodos de tipo "varilla de construcción", "palo de escoba"... eso te hace inmune a la burla y adicta a la atención que ésta conlleva: si nadie se ríe de vos, es porque nadie te está tomando en cuenta.

Hace un rato venía conversando con el taxista, que no paraba de verme las piernas y recordaba que una hora antes una amiga me decía: "mae, vos a todas nos llevas dos cabezas, y son de piernas". Eran lo que más odiaba, largas, largas, y gruesas, como sacadas de otro cuerpo que no era este que me dieron... Y las odiaba hasta el día en que le bajaron el precio a mis New Balance de 35 a 27 mil. "Ya no estoy en la escuela", pensé, jajaja. Tenis en rebaja por minifalda, buena idea. Y vi que estaba bien, y al sétimo día ya no me importaba ser blanca. Fue entonces cuando me topé a Salomón, que al verme las piernas peladas dijo "jué, flaca, qué blanca que estás", a lo que espeté con alevosía histórica ácida y tremebunda: "no jodás, negro. Seguro yo a vos te ando diciendo que estás muy negro..." Así he ido superando complejos poco a poco. Hasta dejé de caminar tan jorobada por pensar que era muy alta (eso lo dejé de pensar después de pasar unos días en Alemania: "hijueputa más grande", me decía cada vez que una alemanzota me pasaba a la par...).

Y así, hoy, que he pasado la mitad del día pensando, si hablar con nadie, el desahogo acaba de llegar con esta retahíla de incoerencias que termina:

Imagínate:

Un Celebrity Death Match entre Nirvana y Alejandro Fernández en la "rocola" de un bar.

Que inventan un brebaje de precio accesible para eliminar la celulitis...

Que no todos los hombres son iguales.

Que lo que hiciste a los 16 no es motivo de vergüenza ajena a los 27.

Que tu mamá no tenía razón siempre.

Que ya tu hermana menor tiene edad para acompañarte a jam sessions skonk.

Que los carros con tecnología híbrida son más baratos que los gasolina.

Que en Costa Rica se hace muy muy muy buen rock.

Que olvidaste tomarte la pastilla.

Que por fin el mae te llamó y ya no querés verlo.

Que ya sabes que va a pasar con tu vida.

A que da risa, ¿no?

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 3:17 PM | Permalink |
4ta feira
Yo iba muy tranquila caminando a la oficina del demonio -la de abajo-, tranquilina, pensando que últimamente los miércoles son mi día libre, aunque tengo que pasarlo encerrada en una pecera llena de ácaros y gente tonta que no conozco.
Hacía listas de cosas que no podía olvidar:
-El cumpleaños de Ro.
-La visita de mi hermana.
-La llamada a mi mamá.
-El regalo de mi tío, ah, claro, y también idear alguna forma de conseguir el domingo libre para ir a la fiesta del mae.
-(¡Vade retro! no estoy pensando en vos)
-La comida del perro.
-mierda, aquí metí el pie a un charco-
-Preguntar por el carro que quiero comprar.
-El teléfono de mi hermana.
-Las cuentas que debo cobrar.
-Que no quiero tener que rogarle una vez más a ese imbécil para que concretemos la cita de trabajo que está pendiente.
-Que si no pago hoy la línea fija me llega el recargo (que suma más de lo que gasto en el mes...)
-Picha, no saqué la basura.
-¡Alejáte, duende maligno, tengo días de no pensar en vos!

Una cosa... así todo el camino, con un par de ojos de oso de fábula asomándose por las esquinas, día raro, ABURRIDO, descansado, lleno de gente de todos colores que no habla en mi idioma, rogándole a Dior que cuando llegara a mi casa la gotera no hubiese hecho estragos en mi piso, mi ropa, mi cama, mis libros...
Al final del día, casi regresando a casa, me encuentro con una realidad triste que me hizo sentir casi en los treinta, lejos de los quince, cerca de la vejez prematura que se me cuelga del cogote cada vez que bebo: coleguillas del diantre, a quienes se les ocurre el sound track de mi vida mientras tocan una flauta de madera, un cajón que hace de sofá y el yembé de la casa:

"¡todo me parecía más divertido cuando fumaba mariguana, mariguana!"

Y si -como afirman algunas lenguas viperinas de mi antiguo barrio- mi hermana de 16 está fumando en vez de ir a clases, pues qué mierda, la compa se está divirtiendo bastante más que yo... Miércoles de moda, un día más que entierro en el olvido, un día de mierda en el que no hice NADA.

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 9:11 AM | Permalink |
Tuesday, October 10, 2006
Fugitivo
Pensé varias veces en pegarte un telefonazo. Un telefonazo indefenso, de esos en los que una pregunta que cómo te va, qué te has hecho, todo tuanis... No me atreví.
Y no porque no tuviera curiosidad de saber todo eso y hasta más cosas, no, por supuesto que no por eso: lo que realmente me dio terror fue la posibilidad de que no quisieras contestar. "Ring, ring -suena el nokia gris- ¡Ah, la puta, es esta mae! -pensás vos- Y ¡ring, ring, ring! -No te puedo contestar, dejá el mensaje, ya te llamo yo...-" Ese es el cuadro, mientras de este lado de la línea yo me siento como que... ¿como qué? Mierda, no me querés contestar.
Lo que pasó el otro día apenas lo recuerdo. Estaba en un bar primero, luego en otro, luego en otro, y en el último estabas vos... Y sí, eso sí lo recuerdo, pensé que qué lástima, qué montón de gente, si no estuvieran todos... Soy medio chambona, mop, y vos eras mi compa, tenía vergüenza, miedo, no sé... Tenía de todo, hasta que se fueron y me diste un beso, ¡zas!, sin pensar, y viniste conmigo y la pasamos... lamento no recordar cómo la pasamos, pero sé que si hubiera estado mal yo no habría tenido ganas de llamarte después... Ganas como las que me estoy aguantando ahora mismo. Lo único que recuerdo es que tenés unas piernas bien puestas, no sé si te dije el nombre de alguien más en mi borrachera, no sé si debí dejar que me llevaras a la casa, no sé si tenía que dejarte pasar... pero si no era aquel día, ¿entonces cuándo iba a ser?
Manda, mop, llamáme vos ahora que sabés que yo sí estoy esperando...
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 1:01 PM | Permalink |
Monday, October 09, 2006
nAkEd
1. aBRiL
Estoy en un enredo fatal... Resulta que me gustás, que todo va muy rápido y hasta me da un miedo atroz pensar en cuánto podría llegar a quererte cuando tengo el corazón escindido y hay días en que me mata la soledad de mi vida sin él. Él llegó como el agua fresca, después de mucho devaneo, mucha porquería que ya me tenía harta... y así se fue también, dejándome el pecho vacío y las piernas enclenques. Un día de enero.
Y vos... Me revolvés el estómago, me hacés sudar, qué miedo, cuánto miedo, mucho miedo. De mí, que no de vos... Vos sos el sol de la mañana, calientito, despertón, gustoso y amarillo. Y yo soy un iceberg esperándo al Titanic...

2. SeTieMBRe
Hoy es cuando todo parece estar dicho...

3. Harvest moon
Llevo tiempo pensado por qué después de tantos días esta tristeza sigue aquí enterrada en mi sonrisa. Por qué el dolor que me azota la boca del estómago no ha pasado con el tiempo que pasa. Solo llego a una conclusión: sobre mis sábanas de flores, una noche de luna llena, sigo cantándote al oído.

"Come a little bit closer
Hear what I have to say
Just like children sleepin
We could dream this night away

But there´s a full moon risin
let´s go dancin in the light
We know where the music´s playin
Let´s go out and feel the night

Because I´m still in love with you
I want to see you dance again
Because I´m still in love with you
On this harvest moon

When we were strangers
I watched you from afar
When we were lovers
I loved you with all my heart

But now is gettin late
And the moon is climbin high
I want to celebrate
See it shinin in your eyes

Because I´m still in love with you
I want to see you dance again
Because I´m still in love with you
On this harvest moon
..."

Pero con Cassandra Wilson, no con Neil Young

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 9:24 AM | Permalink |
Friday, October 06, 2006
Entrega- xtra
-Intro-
(Hace unos 10 días que no me siento verde... creo que todo tiene que ver con el tabaquismo crónico que estoy combatiendo.
El cambio radical que ahora presenciamos, tiene que ver con el odio jarocho que en los últimos días he ido desarrollando paulatinamente por el color de las Organizaciones de Economía y Desarrollo Sostenible...)

-Inside-
Dialógica dieciochañera.

Mi hermana acaba de cumplir 18 años bien puestos. Mide casi dos metros y es la deportista de la casa. Casi nunca hablamos y entonces tiendo a equivocarme con ella: a veces pienso que no sabe para dónde va, que no es profunda, que nada le importa... Se me olvida que es mi alter ego de los años pasados... tiene un par de piernas sin celulitis la muy cabrona...

-More Inside-
Lecciones aprendidas (si lo hubiera pensado a esa edad...)

Hace un par de días, mi hermana me dio clases de algo muy importante que se me había olvidado hace tiempo... Me habló de las manzanas. Pero no de las manzanas que se comió Eva, ni de las manzanitas podridas que contaminan a las demás.
Hizo la metáfora, algo así como:
"Las mujeres y las manzanas somos muy parecidas: las mejores siempre estamos en la copa del árbol. Los hombres no suben a tomarnos porque tienen miedo de caer y golpearse, y en cambio se mantienen abajo y toman las manzanas que están en el suelo o en las ramas más bajas, que no son tan buenas pero están más cerca... Las manzanas que estamos en la copa lo vemos todo desde allá arriba y empezamos a creer que hay un problema con nosotras... Pero el problema NO es nuestro..."

-final-
¡Qué relajo, a fin de cuentas, la tonta era yo!

Igual viene y me cuenta que sí, que lo vio en la Internet... pero a mí me pegó un manzanazo por la nariz, todavía duele. Pero viene el tiempo de la espera, la espera de algún trepador empedernido, o algún chico con escalera... Já. Soy una manzana en la copa de un árbol (no me queda otra cosa qué pensar porque entonces la hoja de lechuga se me hundiría en las venas...)


 
DeSaFoRaDo PoR furia at 4:37 PM | Permalink |
Água na boca
"Terminé por hacerme a la idea de que no volvés... No volvés del todo, ya las flores se secaron, el vino está agrio, y confieso que -en un ataque de ansiedad- me comí el turrón entero, y de una sentada. Yo pensaba "cuando venga querrá darse una ducha", y entonces pinté el baño. Lo pinté feliz, tomando tragos, a los brochazos... Ya me resigné a que no volvés... No volvés del todo, pero ¿cuándo estuviste, acaso viniste, no me lo soñé?... Compré un vestido negro, zapatos de tul, me senté a esperarte, los higos cayeron, se secó el agua del té en la cafetera...
Acabé por convencerme de que no vendrás... Se pudrió la miel, se enfrió el café, me hice de dura piedra. Yo cantaba rondas de cuando era crío, tenía cinco años y subía al árbol de granada, sentada en la rama manchaba mis dedos con miel de granada... Comenzó a llover y pensé "si no se apresura, se moja la casa, necesito el fuego de sus manos para secar las gotas de la gotera, las gotas de la gotera... " Se apagó el cigarro...
Ya me di cuenta que no volverás... las arañas negras tejieron su tela frente a mi ventana, se acabó la torta, se acabó la vela, se ensució la mesa..."

Todo esto mientras lavaba la ropa. No me gusta lavar porque me voy en viajes como los de las sacerdotisas que entraban en trances mientras hilaban... Adentro no hay vino, ni vela, ni espera, ni sábanas nuevas, ni agua que hierve, ni nada. Hay flores, pero siempre hay flores. Hay vestido negro, me gustan mis piernas. Hay miel de amaranto, hoy fui ama de casa todo el día. Preparé la cena, lavé las cortinas... Adentro, lo de siempre, nada nuevo... La culpa la tuvo Rita, cantándome al oído "meu bem vc me da água na boca
Vestindo fantasías, tirando a roupa
Molhada de suor
de tanto a gente se beijar
de tanto imaginar
locuras..."
Adentro huele a lavanda y duele el tiempo que pasa, por eso trabajo siete días a la semana. No me gusta estar sola porque me dan ganas de escuchar a Jaramillo -sí, a Jaramillo- mientras seductoramente acerco el filo de la lechuga a mi muñeca...
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 9:29 AM | Permalink |
Thursday, October 05, 2006
Día 9
Sí, hice trampa dos veces, pero ¿quién no hace trampa cuando está escondido en su casa, o cuando sale con amigos de otra tribu que no sabe que estás dejando de fumar?...
Hoy es el día 9, y han sido largos los días. Lo peor de todo es tener que aguantarte las ganas después de almuerzo, cuando se te riega la purina por el sistema circulatorio y sabes que UN SOLO cigarro te quitaría el sueño YA...
El día 1 fue extraño: en un ataque de demencia temporal decidí pararla ya y le di los cigarros a una rata con la que trabajo. La rata se mató de la risa y me dijo: "ya ya me los venís a pedir de vuelta, mami..." Y no. Ese día no. Es como cuando decides que a ese mae nunca más vas a llamarlo: HAY QUE TENER FUERZA DE VOLUNTAD...
Del día 2 solo recuerdo el mal humor, síndrome de abstinencia combinado con síndrome premenstrual... mal momento escogido para dejar de fumar, pero ¿cuándo es un buen momento?
El día 3 hice trampa: de noche, lejos de casa, con un par de brujas que, que, que, que no paran de fumar maldición - maldición... dos cigarros... y al día siguiente de vuelta a empezarrrr...
Días 4,5,6... parece que ya no me hace tanta falta, he aguantado varios ataques de estrés y tal... tengo mejor humor y ganas de caminar, un poco de tos, pero el pulso está más regular.
Día 7 un duende del demonio se mete en mi cabeza, me hala los pelos, me jode, me estresa y ¡zas! agarro un cigarro, lo enciendo, una subida, dos, y el asco que me recorre la columna vertebral: regalo el cigarro y no fumo más.
Día 8. Nada, un saborcillo amargo a tabaco, la ropa apesta, odio los bares y a los fumadores y ya comencé a decirle a mis compas que fumar es malo... qué varas, como si yo nunca hubiera fumado por 12 años...
Hoy es el día 9, no sé si el dolor de cabeza es abstinente, si querré fumar después de comer... Por lo menos no he tenido delirios en los que un cigarrillo me saca a bailar, ni me dio insomnio, y las ganas locas de comer helado se pasaron el tercer día... No sé qué va a pasar con esto, pero sí sé que esta vez no voy a decir que es para siempre...
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 8:54 AM | Permalink |
Wednesday, October 04, 2006
Desafueros I
Esta mañana te he visto hackearme la vida por un minuto sin saber qué querías. Sin saber qué querías y a quién le hablabas, si era conmigo o con alguien más. Pensando en que no dejas de soltarme el hilo. Me duele, me duele, me duele tu frío, tu negro con blanco con tinta de almíbar que pones fresquito frente a mi nariz. Me duele batir las alas alrededor de tu lámpara: repasar las historias y no poder creer que ayer eran otras. Cantas mi canción y no sé la dirección, no sé si después de llorar tanto océano profundo comparto acaso algún código con vos...
Sigo sentada en mi silla esperando no sé qué (que me juré no esperar); hay días que doblo la esquina deseando encontrarte acariciando al perro junto a mi portal. Y pienso que no sabría qué coño decirte: pero esa foto, esa foto tuya con perro y con chaqueta azul vale todas las palabra que no podría decir en mil años y que vos podrías resumir en dos.
Me abrazo al abrigo de dudar si acaso será que estás esperando que me lance al mar... Pero el mar soy yo, viajero del agua. El mar no puede lanzarse al vacío, el mar es vacío...Tendrías esta vez que mandarte vos. Yo solo me muevo entre rocas y arenas y tengo las manos llenas de peces y también de espinas. Lamo como la marea pero luego me retiro, me da miedo tocarte el pecho... Por eso lo rozo un poco, solo un poco... y me voy corriendo.
Te digo, te digo, te digo, imagínate lo que quieras, eso es lo que digo... Desafuero: ¿por qué me hice de piedra esperando tu río?
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 12:20 PM | Permalink |
Tuesday, October 03, 2006
Big Crash de Peli
"Lo que me mataba, Bob, eran las ganas de estar ahí con vos... El río era tan ancho, Bob, no pude cruzarlo a nado y correr detrás de ti.
Sabes una cosa, Bob? quería enseñarte todo, cogidos de las manos, llevarte a la esquina del paquistaní, comprarte un falafel, sudar el verano de la gran ciudad, tomada de tu mano, Bob, de tu mano...
A que nunca sospechaste que te amaba desde el tuétano, Bob, nunca sospechaste? Te regañaba el día entero solo por mi miedo a darte todo... Te hice una canción Bob, el día que te fuiste, melancólica y triste, dice la canción: "Yo lo tenía todo, y todo se lo daba...
Yo lo tenía todo, y el mundo eran sus ojos
y me comía el mundo
y no podía más...
Y... la cosa es que recuerdo
y que lo siento
y me disculpe usted
que no puedo olvidarlo
que se me seca el alma solo de pensar
que alguna vez
le di lo que tenía y a usted no le sobró...
Y así la realidad, yo le pude dar más
y usted no quiso, no quería, no podía
ya no más..."
Tal vez lo hice mal todo, Bob, solo el tiempo dirá. Lo que odio son las manos llenas de peces, la estupidez de pensar que el año del gallo no iba a acabar con mi vida. Lo que odio es mi vida después de vos, Bob, tenerte y no tenerte... Contártelo todo como si nunca hubiera temblado bajo el peso de tu cuerpo tibio, Bob, tu cuerpo tibio que aún extraño.
Has de saber hoy, Bob, de una vez por todas, que un "te amo" yace cadavérico en mi boca, que no habértelo dicho me duele hasta la médula, que no supe decirtelo en el último minuto, que el mar que nos separa es tan profundo, Bob; y no sé si clavarte un puñal en el pecho por todas esas cosas que dijiste, por haberme dejado con este sinsabor. Yo quería llevarte de mi mano, Bob, enseñarte mi casa, llevarte a la iglesia que se te cae encima cuando pasas a su lado, mostrarte los dragones y el aroma del arándano, regalarte hasta el vello de mi monte de Venus... pero te fuiste, Bob.
"Somos sombras en tiempos perdidos..."
Ya ni siquiera me gusta cocinar, Bob, odio la tele, el aceite, las palmeras, el cine, España, tu olor, tus colores; odio la playa, los hombres con falda, James Taylor, las velas, las sábanas verdes... odio, Bob, hasta las galletas Julietta.
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 8:40 AM | Permalink |
Monday, October 02, 2006
II Ley de la Porquería Universal
Los hombres, además de tener una moral distinta a la de las mujeres, poseen un dispositivo de cobro kármico que a nosotras se nos integró defectuoso.
Una puede desear tener moral de hombre, a mí me pasa. Por ejemplo, cuando tenés ganas de echar un polvo: querés tener moral de hombre para poder cogerte cualquier vara que se aparezca, aunque sea menso, o medio feo, o tenga tatuajes de marero en los brazos, o se crea la gran cosa... Un hombre con moral de hombre se puede coger lo que sea, cuando sea, en donde sea... pero su karma se irá acumulando para derivar en un embarazoso cáncer de próstata o testículo que llegará cuando ya el mae esté tan viejo que ni se puede mover... Y una intenta hacer lo mismo y la vida se le vuelve un carnaval de la edad media: te cogés a un zonzo porque tenías ganas, el mae resulta ser casi el peor polvo de tu vida, y encima, no te lo podés quitar de encima... Te llama, te busca, te invita a salir... ya sabemos por dónde va el asunto, ¿no?
En fin, te persigue el mal karma por todas partes, o sea, que no podés pretender actuar como si tuvieras moral de hombre.
A lo que voy es a que ayer me desperté faltando media hora para entrar a trabajar, corrí todo lo que pude, me puse encima la primera cosa que encontré, llamé un taxi, salí con las zapatillas de andar por casa, sin cepillarme los dientes... ¡uf! el taxi no llegaba, ya era muy tarde ¡ring, ring!, sonó el celular, contesto si fijarme y ¡zas!, el hombre de la gorrita roja: "vas a la ofi, acabo de pasar frente a vos pero iba muy rápido, nada, me devuelvo un toque y te recojo, ya igual vamos tarde, ¿no?" Yo por dentro "wtf, wtf", mientras me subía a su carro y, después de mes y medio de estarle huyendo al pobre tipo, tener que verle la cara y escucharle reproches de tipo "muy ocupada vos siempre... qué raid"... por dicha el mae se apuró mucho y llegamos en 7 minutos a la oficina. ¿Sería el sueño, la estupidez crónica que se me manifiesta en situaciones de riesgo o el carnaval de mi vida? Mientras me bajaba del carro, me escuché diciendo "mae, te debo una birra..." Al compa le brillaron los ojos mientras en su mente relacionaba "birra" y "debo" con "polvo"... Alejáme, oh DIor, de los polvos en la oficina... ¡Plop!
 
DeSaFoRaDo PoR furia at 11:15 AM | Permalink |