Monday, April 30, 2007
uPDaTe
Tengo el síndrome de Itz: ando tan contenta que no puedo escribir... Y la cito a ella: se sabrá disculpar, no?

Labels: ,

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 4:49 PM | Permalink |
Monday, April 23, 2007
Respuestas a preguntas que nunca me harás.
Blind Melon: "Walk".
Montones. Sobre todo el azul. Y el violeta
No la soporto.
Siempre que te vas me quedo sentada en la orilla de la cama.
Más de la cuenta. Más de lo que vos pensás. No tenés idea de cuánto.
Sí. Me encanta tu guitarra.
No. No pienso que no sabés nada.
Hasta el fondo del mar.
Me encanta que tu perro sepa comer con tenedor.
Lo que vos digás.
Nunca había escuchado The Microphones.
Me moría de las ganas.
No tenés que venir si no querés.
No lo tenía planeado.
Desde la primera vez que te vi.
Estoy aterrada.
Que me podría quedar así para siempre.
Con nadie más.
Muchas, muchas veces.
Porque me caes bien.
Hasta que vos querás.
Frambuesa.
De tacón bajo.
Mis piernas.
Tus ojos.
Sigur Rós.
A cualquier hora.
Sí.

Labels:

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 10:38 AM | Permalink |
Saturday, April 21, 2007
Dancing with The Smiths
Anoche vi cómo borrabas todo lo que había alrededor con un borrador de mentiras. Me dejabas en el centro de un parchón claro. No había nadie más. Nada más.
Me dejabas en el centro de un parchón. Con las mangas de la camisa recogidas. Con cara de sueño. Con vocecita de llevame que naufrago y con los ojos mal pintados de café... Y tenía ganas de irme porque yo no era capaz de borrar con un borrador de mentiras todo lo que había alrededor. No pude dejar un parchón claro alrededor te tu sonrisa. No me desconecté del mundo. Me sentí egoísta. Me dormí egoísta después de que me cantaste canciones. Encima de tu pecho me dormí para que no pudieras irte a ninguna parte. Me hiciste falta más de 50 horas y no quería que te fueras nunca, nunca, nunca.
Y me dijiste que no tuviera miedo. Y no te pude hacer caso. Y me sentí egoísta como el gigante que quería todo el jardín para él. Porque yo quiero todo el jardín para mí. Pero no sé qué hacer con las manzanas... No tengo borrador. Y sos como nadie es así. Y tal vez me lo soñé todo. Pero hoy desperté y me hacías falta.

Labels: ,

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 11:47 AM | Permalink |
Wednesday, April 18, 2007
υστερία
Hay días que me siento gorda. Irremediablemente. En especial los sábados por la noche. Y sobre todo los sábados que caen en día 14. Y más que nada los sábados antes de los domingos en los que a las 5.23 am me llega la menstruación.
Entro a casa llorando. Me dice que me quiere y lloro. Me miran con ojos inquisidores y lloro. La cerveza está caliente y lloro. Lloro escondida tras su hombro, para que no me vea y no pregunte qué me pasa y no tenga que intentar explicarle a sus ojos asombrados que me siento gorda. Y vieja. Y loca. Y fea. Y nada más me importa: escucharme, me confieso: nada más me importa. Si es sábado 14 y mañana tengo la regla y hace tres meses que no me ataca el dolor de riñones menstrual... si es así, no me importa estar a millas de mucha gente, ser inteligente, tener buena voz, pasarme de guapa, tener una sonrisa que refresca, llevar dinero suficiente en la cartera, conseguir un libro de sonetos que ya no existe, que llegue el disco de Le Tigre que esperaba hace un mes, que me den buenas noticias en el trabajo, un aumento... NADA más me importa, solo que me siento gorda, vieja y triste. Y ¿qué tiene de malo, por cierto, sentirme así un par de días y luego volver a la vida en la que pretendo cordura y normalidad? Si no me confesara ahora, sería alguien que piensa que habla y actúa por encima del bien y del mal...
Porque aunque haya leído mil libros. Visitado mil ciudades. Tenido mil amantes. Asistido a mucho teatro, a muchas clases, a muchas conferencias... mi cuerpo sigue siendo el mismo. Y llora si le da la gana y cuando le da la gana. Y se hincha sin mi permiso. Y retiene líquidos. Y sangra. Y no me pregunta si pienso ingenuamente que lo que tengo en la cabeza me convierte en una persona particularmente diferente y antiséptica.
Entro al piso. Cierro la puerta. Apago las luces. Enciendo la radio
Yeah, I´m hit hard by the tide
I´m livid, livid
Hard by the tide
I´m livin
all alone
juego a que no hay nadie más en el mundo. Y lloro. Y me siento gorda. Y no tiene nada de malo. Y si alguien piensa lo contrario, honestamente no me importa...

Labels: ,

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 1:32 PM | Permalink |
Sunday, April 15, 2007
magica no absurdo

Consiga una piedra lisa, larga... después de años, créame: aun no entiendo cómo es que hay gente que no tiene una piedra de moler en la cocina.

Hay tres cosas importantes y más que necesarias para hacer magia absurda: tiempo, paciencia e inventaria.

Tómese un rato para salir al mercado de algún pueblo. Allí hay frambuesas frescas, las venden en cajas, lo juro: las he visto. Compre todas las que pueda cargar porque no hay nada tan rico como las frambuesas.

De regreso a casa, consiga un paquete muy grande de pecanas. Mantequilla. Harina. Un poco de crema de leche. Unas vainas de vainilla. Una poca de coñac. Caramelo. Helado de hierbabuena.

Ya en su cocina, encienda el fuego. Coloque una cacerola sobre el caldero. Dentro de la cacerola, vierta una copa de agua. Conjure. En el agua, dos tazas de azúcar de fruta (por favor, azúcar de fruta, no de caña). Mezcle. Despacio, que no hay prisa, hasta que se deshaga. Unas gotas de coñac. El jugo de un limón. Siga mezclando, conjure: cuando haga burbujas, agregue las frambuesas. Baje el fuego. Mezcle de vez en cuando.

En un cuenco de madera, coloque tres tazas de harina y seis cucharadas de mantequilla (por favor, mantequilla. No margarina). Tome un cuchillo afilado, y siéntese al lado del fuego (para que pueda cuidar las frambuesas). Corte despacio la mantequilla y la harina, hasta formar una pasta fina. Agregue un poco de crema, y amase con las manos. Conjure. A esta mezcla agréguele nuez moscada, un poco de cardamomo, una pizca de sal y otra de azúcar. Amase: conjure.

Se deben ir deshaciendo las frambuesas hasta formar una salsa espesa (a fuego muy lento, no tenemos prisa). Engrase un molde. Estire la pasta y cubra el fondo y los extremos del molde con ella. Deje que repose mientras entibia el horno. 250 grados.

En su piedra de moler, muela un puñado de clavos de olor, unas cuantas pecanas y el la pasta de las vainas de vainilla. Muela despacio, con tiento, para que la mezcla sea uniforme y lisa. En otra cacerola, vierta el caramelo y una copita de coñac. Agregue la pasta de pecanas que acaba de moler. Lleve a un hervor lento. Con sus dedos vaya desarmando las demás pecanas dentro de la cacerola, remueva, remueva, conjure.

Saque las frambuesas del fuego y lleve el molde al horno durante 15 minutos. Siga moviendo la jalea de pecanas. Lleve la cacerola de frambuesas al patio y colóquela en el suelo para que se enfríe con los aromas de sus flores adentro. Deje enfriar la jalea de pecanas. Saque el molde del horno. ¿Ya hace miga la pasta? Entonces está lista. Rellene el pie con la jalea de pecanas e igualmente, sáquelo al patio. Lleve también una silla. ¿Cuál libro está leyendo? ¿Cuál disco está escuchando? Mientras se enfría su pie de pecanas no se aleje. Quédese cerca para que pueda espantar a los bichos golosos que vengan a comerlo.

Espere mucho rato, lea, cante: no se aleje. Cuando ya esté todo frío, llévelo un rato a la nevera. Y cuando se le antoje, sírvalo con helado de hierbabuena cubierta de mermelada de frambuesa. No comparta.

Labels:

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 4:39 PM | Permalink |
Thursday, April 12, 2007
Más sobre CoSaS Que ODio...
Pues sí. La verdad es que hace varios días que la furia venía comiendo flor... cosas que pasan. Pero bueno, ya que el fanshawe lanza la inquietud, no puedo resistir la tentación de memear un poco... (qué emoción...)

1. Un libro que no terminé...
Uf! esta ha estado difícil, porque bueno, en serio que no me gusta dejar libros sin terminar... En fin, nunca pude acabar con Rayuela (sin comentarios). No, un comentario: odio ese libro.

2. Una peli que me aburrió...
Justamente acabo de sufrir horriblemente con la trágica puesta en pantalla de El perfume (vaya una mierda...) También está la malograda película basada en El Coronel no tiene quién le escriba, by Arturo Ripstein, que ha sido una de mis peores experiencias cinematográficas EVER.

3. Una canción o grupo que detesto...
Aquí podría extenderme por horas... Tengo un odio (compartido con D.) por las compilaciones de Jazz for lovers. Son un asco.
La lista es larga, pero valdría mencionar (otra vez) a los top: Maná y Arjona se dan de puntapiés. Odio a Tito Oses. Odio a Bon Jovi. Odio el roots argentino en todas sus formas. Odio a Shakira. Odio a Kenny G. No soporto a Éditus. NADIE que haya cantado el el Club de Mickey Mouse merece mi respeto como artista. ¿Ya mencioné a Los Acetatos??? Creo que hay pocas cosas peores...

4. Un anuncio que me convenció de no comprar el producto...
NUNCA le compraría a los estúpidos de AXE...
Hubo una vez un comercial de Embutidos Carnaval que daba vergüenza ajena... creo que la gente de Costa Rica lo recordará, decía "papi tiene hambre, mi amor..."

5. Un personaje públicos a quien muchos admiran y yo no sé por qué...
David Beckham
Lindsay Lohan
Kofi Annan
Jacques Sagot
¿En qué se parecen estos cuatro a una bocina de avión?

Me mato de la risa... Esto viene a engrosar la lista de cosas que odio. Me pregunto si a mi querida fuente le gustaría proseguir... Se me ocurre que este sería un delicioso ejercicio para busta. Y de repente el código se quiera apuntar... Adelante, chiks...

Imperdible de último momento, que es imperdonable omisión:
Odio a Vargas Llosa con odio jarocho, pero Cortázar no se merece que se ponga el nombre de este payaso al lado de Rayuela (por menos que me guste)...




Labels: ,

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 12:57 PM | Permalink |
Monday, April 09, 2007
Reparaciones Caseras
"Irreparable" es un palabrón muy grande. Se tiende una en la cama a todo lo largo y posa sus manos sobre el vello del pubis. Y llora irremediablemente por lo "irreparable". Y puede que salga de casa al día siguiente como si tal cosa, con un pequeño gusanillo de dolor cosquilleando en el pecho... por negarse a pensar que todo tiene solución. Como cuando las dos capas de un pastel se hinchan solo en el centro y no se te ocurre que podés rellenar los bordes con una pasta ligera de frutos secos machacados, y cubrir el desastre con crema batida y ralladura de coco...
Lo "irreparable" es más bien falta de imaginación. O una incapacidad temporal para improvisar soluciones inmediatas a problemas inmediatos: llorás y te emputás porque no se te ocurre qué hacer con esa pasta sobrecocida que se suponía la cena de invitados por llegar. Y cuando pasa la primera crisis estás batiendo huevos y especias y los recibís con la mejor tortilla de spaghetti del mundo.
Lo "irreparable" es un vaso de pesto genovés comprado en el súper sin mirar los ingredientes. Llegás a casa y te quedás lela ante la etiqueta que dice "aceite de canola, suero de leche, puré de patatas..." y por ningún lado encontrás "queso parmesano" o "aceite de oliva" entre el "glutamato monosódico" y el "benzoato de sodio al 0.1% como preservante". Te sentás un momento a maldecir el segundo en el que te dio pereza comprar un poco de albahaca y hacer el puto pesto en casa. Y recordás la animación y felicidad quasi infantil de tu hermano cumpleañero cuando le prometiste fettuccine al pesto para celebrar su día especial. Y abrís el vaso sellado al vacío odiando la decisión de comprar pesto hecho - que ya sabés que es una mierda de pesto. Huele a queso rancio, cosa extraña porque no tiene queso. Y sabe a sal. Volvés a probarlo y sigue sabiendo a sal. Desde el banquito de la cocina, él te mira nervioso: lo invitaste a conocer a tu hermano en esta cena. Se retuerce los dedos porque aceptó y está acá sentado en el banquito escuchando cómo maldecís el mal gusto. Se acerca y te dice con un convencimiento tremendo que todo se puede arreglar. Y te pide que le enseñés a cocinar. ¡Coño de hombre indescifrable! De esos que te topas pocas veces y por más que buscás un machote de lectura en tu memoria no das con nada que se le parezca...
Por más "irreparable" que parezca este pesto del demonio... Cortás concienzudamente una cabeza entera de ajos. Finos que no se vean, y los revolvés despacio con una cantidad decente de aceite de oliva. Y los ponés en el pesto este del orto a ver si se arregla: a pizcas vas agregando el parmesano, que este pesto no se puede salar más de lo que ya se saló, un poco de azúcar, y albahaca fresca (para que muera ese sabor barato a ajinomoto). Y bueno, parece ser que nada es suficiente, así que lo mejor es dejarlo reposar un rato y pedirle a la diosa del caldero que, cuando estos nuevos olores se junten a fuego lento en la sartén, la cosa se arregle un poco. El hombre indescifrable te sigue cocina adentro y cocina afuera, te pasa la cuchara de madera, te acerca el vaso de whisky, te besa la frente, te aparta el cabello de los hombros, se limpia en tu delantal, enciende el fuego... "Irreparable" se va quedando perdido en medio del estruendo de la cacerola que cae, del agua que llena el cántaro, de las hierbas de la ensalada, del aroma de la mermelada de frambuesa que servirás en el postre: ningún pesto malo de mierda le va a quitar la sonrisa de los labios a tu hermano treintañero. No y no. Pero si a pesar de los esfuerzos sigue salado y glutinoso, podés hacer el último intento: trampa. Cocina fusión... ¿Has probado el pesto rojo? Gran invento italiano de época... Originalmente se prepara agregando unos cuantos tomates secos al pesto casero preparado al momento... Pero bueno, ahora mismo no tenés pesto casero preparado al momento, ni la intención de ensuciar el procesador de alimentos con ese pesto de patata que compraste en el súper... Solución de bolsillo: tapenade de tomates secos (sí, existe. Aunque se te paren los pelos provenzales y sintás el agua deslizarse por tu boca al imaginar el sabor de las aceitunas negras). Pesto rojo. Dulce, y suave... ¿"Irreparable"? Solo lo que no te toca reparar a vos... Nadie va a saber qué es eso que sabe tan rico, esa es una garantía... Y vos podés ponerle el nombre que querás (siempre y cuando tu cómplice se apunte al juego).
Que incante.

Labels: ,

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 11:01 AM | Permalink |
Wednesday, April 04, 2007
cê quer ser meu namorado?
Me le quedé mirando fijamente y para mi sorpresa la pregunta me salió de la boca con una naturalidad casi adolescente. Y cuando me respondió que sí, los ojos se me llenaron de lágrimas...

Labels: ,

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 10:57 AM | Permalink |