Tuesday, October 09, 2007
Barceloneta, mon amour
Trataste de ser inteligente y no. No se pudo. Guardo dos fotos añejas de vos: la tortuga y los recuerdos que los peces se comieron. Estaba renqueando, despacito sobre un charco: renca porque me cortaste la patita. Y ahí yo sí era cucaracha, ya no puede caminar porque le falta, porque no tiene una pata para andar... No me faltaba mariguana pa´fumar... los ataques continuos de la puta angina me hicieron perder el hábito y ganar el correspondiente peso.
De entre las muchas cosas que te di, solo recuerdo los recuerdos dulces que los peces se comieron. Y a vos tratando de ser inteligente: todo el rato. Temiéndole a mi cabeza como se le teme a un perro gigante que te ladra del otro lado de la cerca. Aparentando leer los libros que te prestaba, y haciendo comentarios de esos que se encuentran en los resúmenes en línea. Yo tratando de creerte porque me sentía algo así como que peor es nada o a lo mejor es lo último que me pasa y si se va me quedo sola de por vida... Pero no, no pasó: más grillo que cucaracha, recuperé la pata. Y vos me seguiste - y seguirás- teniendo el mismo miedo de siempre. Y tratando de alegar locura. Y viendo cómo le haces para justificarte, para convencerme de que en aquella historia no hubo buenos ni malos, solo mal entendidos de los peores y un hueco así, enorme, en la confianza... Para echarte los trastos al hombro y partir con la frente alta de los que no han hecho nada. De los que no son hijosdeputa. De los que no querían hacer daño. De los que hicieron daño y no querían. De los que aunque no querían hicieron daño, pero como no querían no tienen la culpa...
La tortuga la recuerdo porque camina por mi patio. A vos te recuerdo porque está la tortuga. Y porque nos gusta el mar. Y porque la gente idiota, la que te marca hondo con sus estupideces, es difícil de olvidar.
Trataste de ser inteligente y no. No se pudo.

Labels:

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 12:40 PM | Permalink |