Monday, December 03, 2007
Paréntesis de última ruta
Sueño que llevo en brazos un bebé que para de llorar si dialogamos como personas adultas: con voz de varón serio me explica que tiene calor y hambre y que no le gusta el color de la habitación. Despierto azorada y a mi lado está el mismo irlandés que no ha parado de hablar desde que subimos al avión. Estoy sentada en el asiento del pasillo de la última fila de clase ejecutiva, y este tipo me dice en un inglés enredado que va de luna de miel. Adormilada le pregunto sin pensarlo dos veces how come your wife is not sittin´with you if you´re traveling-honey moon? El tipo me responde con naturalidad que su mujer está sentada allá atrás en clase económica. Sigo sin entender nada e intento dormirme de nuevo. En este sueño, no hay nadie en el aeropuerto esperándome. Él ha desaparecido y pasan los días sin que conteste mis llamadas. No está en su casa cuando voy a buscarlo, y poco a poco me voy olvidando de él. Me despierta un apretón de hombro de una mano grande, y en el pasillo está el dulce sobrecargo negro y gordote guiñándome el ojo y ofreciéndome un café irlandés. Le pregunto con vocecita de 5 años si lo puedo cambiar por un helado. Me trae el mejor helado que he comido en años. El irlandés ataca de nuevo con su acento incomprensible y me pregunta si soy escritora. Miento y le digo que sí justo cuando el avión está tocando tierra. Estoy en casa, pienso mientras salgo a hacer la cola de migración. A veces me siento tentada de perder el vuelo en una ciudad desconocida y nunca más volver. Solo a veces y solo hasta que siento sus brazos alrededor de mi cintura.

Labels: , ,

 
DeSaFoRaDo PoR furia at 8:47 AM | Permalink |